Versículos sobre SiervoIV

{ Posted on 1:00 by Leonardo Baca }


Ministro


            Romanos 15:


15Mas os he escrito, hermanos, en parte con atrevimiento, como para haceros recordar, por la gracia que de Dios me es dada
16para ser ministro de Jesucristo a los gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que los gentiles le sean ofrenda agradable, santificada por el Espíritu Santo.










    2 Corintios 
    2 Cor  3:
    7Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer,
    8¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu?
    9Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación.
    10Porque aun lo que fue glorioso, no es glorioso en este respecto, en comparación con la gloria más eminente.
    11Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso será lo que permanece.
                2 Cor 6
    3No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado;
    4antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias;
    5en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos;
    6en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero, 7en palabra de verdad, en poder de Dios, con armas de justicia a diestra y a siniestra;
    8por honra y por deshonra, por mala fama y por buena fama; como engañadores, pero veraces;
    9como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, mas he aquí vivimos; como castigados, mas no muertos;
    10como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo.
    1 Timoteo
    1 Tim 4.
    Un buen ministro de Jesucristo
    6Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.
    7Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;
    8porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.
    9Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida por todos.
    10Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.
    1 Ped 4
         
    11  Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.
    Soldado
    2 Timoteo
    2 Tim 2:
    3Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.
    4Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.
    5Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.
    6El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero.
    Discípulo
    Mateo
    Mat 16:
    
    24Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.
    25Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.
     26Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?
    27Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.
     28De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.
    Lucas
    Luc 6:40  El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.
    Lucas 14:
    Lo que cuesta seguir a Cristo
    25Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo:
    26Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.
    27Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.
    33Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.
    Juan
    Juan 13.35  En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
    Juan 15.8  En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.
    Voluntad
    Mateo
    Mat 12.50  Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.
    Juan
    Juan 4.34  Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.
    Juan 5.30  No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.
    Juan 6.38  Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.
         
    Juan 7.17  El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta.
    Juan 9.31  Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye.
    Seguir
    Mateo 19:
    23Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.
    24Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.
    25Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?
    26Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.
    27Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos?
    28Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.
    29Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.
    30Pero muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros.
    Marcos 10:
    23 Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!
    24Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas!
    25Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.
    26Ellos se asombraban aun más, diciendo entre sí: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? 27Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios.
    28Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido.
    29Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio,
    30que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna.
    31Pero muchos primeros serán postreros, y los postreros, primeros.
    Lucas 18:
    23Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste, porque era muy rico.
    24Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!
    25Porque es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.
    26Y los que oyeron esto dijeron: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?
    27Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.
    28Entonces Pedro dijo: He aquí, nosotros hemos dejado nuestras posesiones y te hemos seguido.
    29Y él les dijo: De cierto os digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios,
    30que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna.
    Sigue
    Mateo 19:
    37El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;
    38y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.
    39El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.
    Juan
    Juan 8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo;
    el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.
    Juan 10:
    27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,
    28y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

Share/Bookmark

No Response to "Versículos sobre SiervoIV"

Publicar un comentario en la entrada

Gracias!por comentar, tus comentarios son una bendición.Dios le bendice.